Saltar al contenido

Monitores G-SYNC

Los monitores G-SYNC incorporan el chip de NVIDIA con el que físicamente se gestiona la sincronización de imágenes entre el monitor y la tarjeta gráfica

Monitores G-Sync

Un monitor G-Sync 144Hz es compatible con todo tipo de Tarjetas Gráficas, pero la tecnología G-Sync es exclusiva de NVIDIA. ¿Qué quiere decir esto? Pues que si disfrutas de uno de estos monitores podrás usarlo tengas la tarjeta gráfica que tengas, pero solo le sacarás el máximo rendimiento si tienes una tarjeta gráfica de NVIDIA.

Si estás pensando en comprar una monitor con G-Sync, es muy recomendable que tengas o compres una tarjeta gráfica de NVIDIA de última generación.

Listado completo de Monitores G-Sync

¿Qué es el G-Sync?

G-Sync es un chip que lleva el monitor cuya única función en sincronizar la información que le llega de la Tarjeta Gráfica y la información que muestra en pantalla.

El G-SYNC es una tecnología de NVIDIA capaz de sincronizar la tarjeta gráfica y el monitor para que, de este modo, trabajen a la vez como un solo elemento. Esto lo hace mediante el cable DisplayPort y el chip que integra el monitor. Los monitores que integran el chip G-SYNC, obligan a la tarjeta gráfica a renderizar los juegos al mismo ritmo que el monitor es capaz de mostrarlas.

Esto soluciona problemas como el tearing, y mejora el Input lag con respecto a otros métodos ya anticuados para solucionar la desincronización como el V-Sync o sincronización vertical, que además provocaba otro problema como el stutteting. El resultado final es una mejora en la experiencia de juego, donde los movimientos son más continuos, sin micro cortes, suaves y fluidos.

Esta tecnología brilla todavía más en juegos o equipos en los que los FPS son bajos o poco estables, ya que el G-SYNC permite una experiencia de juego sin tirones.

En un principio, solo funcionaba teniendo un monitor G-SYNC y una tarjeta gráfica de NVIDIA pero, actualmente, cada vez hay más monitores sin G-SYNC que pueden utilizarla. Estos monitores están denominados como “G-SYNC compatibles”.

¿Por qué comprar un monitor G-Sync 144Hz?

Un monitor capaz de sincronizar la información que recibe, y la que muestra en pantalla, consigue eliminar por completo los saltos y tirones de imagen, haciendo todavía más si cabe que la experiencia de juego sea increíble.

Evitar el Tearing

El Screen Tearing es una desincronización en la que en un mismo instante, aparecen dos fotogramas diferentes al mismo tiempo.

Cuando jugamos a videojuegos, la tarjeta gráfica del ordenador procesa cientos de imágenes por segundo (FPS) que envía al monitor para que sean representadas. El monitor podrá recibir y representar estas imágenes a razón de los hercios (Hz) que tenga el monitor.

Supongamos que la tarjeta gráfica procesa 100 FPS, que envía posteriormente a un monitor de 60Hz. ¿Qué ocurre? Pues que el monitor de 60 hercios sólo puede representar 60 imágenes por segundo, y se pierden 40 imágenes por el camino. Esas 40 imágenes que el monitor no puede plasmar en la pantalla, quedan guardadas temporalmente en el buffer de memoria de la tarjeta gráfica.

Esto produce una desincronización entre lo que procesa la tarjeta gráfica, y lo que el monitor representa en pantalla. Cuando la tarjeta gráfica envía imágenes a mayor ritmo que el monitor puede procesar, a veces ocurre el Screen Tearing. La pantalla no termina de mostrar un fotograma, y ya comienza a mostrar el fotograma siguiente.

Evita lo que se llama “tearing”, que es un gran molestia cuando se suceden imágenes muy rápidas. Lo que ocurre es que las imágenes salen desincronizadas en pantalla, y en un mismo instante puedes tener varias imágenes en pantalla entrecortadas. Es decir, que antes de que se vaya una imagen, entra otra, y otra. Mira este ejemplo, seguro que te has fijado más de una vez en ello pero no sabías como llamarlo.

G-Sync ejemplo de Tearing
G-Sync ejemplo de Tearing

Además, al usar un monitor de 144 hercios se consigue disminuir estos problemas al haber el doble de imágenes en un mismo segundo, por lo que es más difícil darse cuenta de estas imperfecciones. Si además, el monitor dispone de la tecnología G-Sync, es una auténtica maravilla. Una delicia para los ojos.

¿Cómo evitar el Screen Tearing sin G-SYNC?

La solución más sencilla: activar el V-Sync o sincronización vertical en las opciones gráficas del juego. Aunque esto supone que el rendimiento del equipo baje, la posibilidad de que otros problemas como el stuttering aparezcan (movimiento a tirones aunque los FPS sean estables), o aumentar el Input lag (el tiempo que se tarda en mostrar un fotograma).

V-Sync

Antes de que veas el vídeo, te explicamos el concepto nuevo que sale en él, el V-Sync. El V-Sync es una tecnología que seguramente ya conozcas porque lleva tiempo entre nosotros. En casi todos los juegos, dentro del apartado de controles gráficos, está esta opción. Se trata de la sincronización vertical o V-Sync, que busca resolver precisamente lo que hace el G-Sync, pero de una forma más “chapucera”. Básicamente limita los FPS del juego a los hercios de tu monitor, por lo que si tu monitor va a 60 hercios, y en el juego puedes llegar a 144Hz, jugarás a 60FPS. De esta forma evitas el tearing, pero la experiencia de juego no es la misma porque no estás disfrutando ni de los FPS potenciales, ni se controla adecuadamente los bajones de FPS.

G-Sync vs V-Sync vs No-Sync

¿Cómo funciona el V-Sync?

Antes de que apareciesen estas 2 tecnologías de sincronización de fotogramas (G-SYNC y FreeSync), se utilizaba el V-Sync, y se sigue utilizando cuando no disponemos de ellas. Con el V-Sync, se fuerza al monitor a actualizarse con una velocidad constante. De esta manera, se obtiene una frecuencia de actualización más efectiva. En cambio, cuando la tarjeta gráfica no ha completado un nuevo fotograma, lo que hace es omitir ese fotograma y parpadear. Este parpadeo, o tartamudeo, es lo que se conoce como stutteting, lo que conlleva una discontinuidad molesta y visible a simple vista.

V-SYNC funcionamiento
V-SYNC funcionamiento

¿Qué es el stuttering?

El stuttering también es un problema de sincronización entre la tarjeta gráfica y el monitor. Cuando el monitor no tiene el siguiente fotograma para mostrarlo en pantalla, coge otro fotograma y lo muestra. O, sencillamente, el monitor muestra fotogramas que no corresponden. Esto produce lo que se conoce como tartamudeo de la pantalla o micro tirones durante el juego. Es muy típico que ocurra cuando activamos el V-Sync en las opciones gráficas de los juegos, precisamente, para evitar el Screen Tearing.

No hay que confundir con los bajones de FPS. Durante el stuttering, los FPS pueden ser perfectamente estables.

¿Cómo arreglar el stuttering?

Las causas del stuttering pueden ser varias, y algunas son desconocidas. Desde el hyper threading de los i7 de Intel, pasando por configuraciones dobles de gráficas, drivers sin actualizar, las opciones de lanzamiento de los juegos, la falta de memoria RAM o en la tarjeta gráfica, problemas con las prioridades de las aplicaciones en Windows, o hasta el mismo ratón.

Evitar los bajones de FPS en juegos

¿Recuerdas cuando hablábamos de cuando la Tarjeta Gráfica enviaba más imágenes de las que el monitor podía mostrar, y viceversa? Decíamos que conviene comprar una Tarjeta Gráfica de gama media-alta para poder aprovechar al máximo un monitor de 144 hercios. Con G-Sync, si no consigues llegar a esta cifra porque el juego está poco optimizado o porque tu gráfica se ha quedado anticuada, no va a importar tanto ya que el propio monitor va a suavizar la imagen de tal manera que es como si jugases a FPS más altos (en cuanto a suavidad se refiere). De hecho, cuando la Tarjeta Gráfica se queda atrás con respecto al monitor, es cuando más brilla el G-Sync.

Con el G-Sync se gestiona todo eso, y si en un juego te da un bajón de FPS, prácticamente ni te vas a dar cuenta.

La tecnología G-Sync junto con un monitor de 144Hz o incluso con uno de 240Hz es, literalmente, una locura. Créenos cuando te lo decimos porque lo tenemos nosotros, y cuando esté entre tus manos, vas a alucinar. Los juegos cobran otra dimensión y vas a querer jugarlos todos de nuevo solo para ver qué tal se ven con tu nueva setup.

¿Puedo usar un monitor G-Sync con una Tarjeta Gráfica de AMD?

Claro que sí. Si tienes una Tarjeta Gráfica AMD y quieres comprar ahora un monitor G-Sync 144Hz, no tendrás problemas de incompatibilidades. Eso sí, tendrás que esperar a comprar una Tarjeta Gráfica NVIDIA para disfrutar del G-Sync.

AMD dispone de una tecnología similar llamada FreeSync, que aunque cumple su función, no está tan desarrollada como la de NVIDIA. Eso sí, el punto a favor es que, como el nombre indica, no hay un sobre precio en los monitores que incorporan FreeSync.

Quizá también te puede interesar estas otras Tecnologías de Sincronización