Conversación ‘in fraganti’ del metagaming a Bladecito en GTA V roleplay

El último boom en Twitch son los streaming del juego GTA V en su versión roleplay. Se trata de jugar al GTA V convencional pero de un modo diferente. Son servidores privados dedicados, donde el jugador/a que entra al juego hace el papel de un personaje. Debes actuar como si fueras tú mismo/a, entras en tu personaje ficticio y actúas con el resto de jugadores como si estuvieras en una vida virtual.

El GTA V roleplay es un modo de juego que da lugar a situaciones muy curiosas y a muchas risas, algunos servidores exigen una seriedad tan alta, que parece que estás viendo una auténtica película de Hollywood cuando los personajes empiezan a rolear.

Aunque también aparecen jugadores que lo estropean todo, y es el lado malo de los jugadores de GTA V roleplay que hacen streaming al mismo tiempo. Estos streamings son tan entretenidos que los viewers ascienden muchísimo, esperando pasar un buen rato. Sin embargo, hay jugadores streamers más pequeños, que buscan arrimarse a los streamers más grandes y populares, haciendo metagaming (salirse de tu rol y hacer trampas) espiando a los demás, con el fin de ganar fama a toda costa.

En este clip de Bladecito, en el garaje general de la ciudad, donde se suelen reunir los jugadores para simplemente charlar con los demás, podemos ver como un grupo de jugadores confabulan para hacer metagaming e ir allá a donde Bladecito vaya, con el fin de ‘robar’ viewers para el cabecilla del grupo que también es streamer.

Los atracos en GTA V roleplay

Los atracos a tiendas y bancos son lo más divertido de rolear en GTA V. Los jugadores se meten en el papel de ladrones y policías, y comienzan a actuar como si fuera un atraco real, cada uno con su carisma que le caracteriza. Aquí un ejemplo de Koter, uno de los amigos de Bladecito, que trata negociar con el miembro de la policía el rescate de los rehenes, y pactar las condiciones de huida de los ladrones.

Entre estas condiciones se baraja la salida de coches libre o con pinchos en la carretera, barricadas, persecuciones sin golpes, sin disparos, y con uno o varios segundos de ventaja antes de que los policías comiencen la persecución por carretera, mar o aire. La policía dispone de coches especiales para interceptar los vehículos que se dan a la fuga, helicópteros y otro tipo de vehículos exclusivos. Todo esto dependerá, en gran medida, de los rehenes que dispongan los ladrones, de la cantidad de dinero robada, y de lo bien que se realice la negociación.